PRONUNCIAMIENTO sobre el filósofo Santiago Kovadloff

Caso 20-2016: United Nations (UN) & Secretario General Ban Ki-moon & Secretario General Antonio Guterres

 

PRONUNCIAMIENTO sobre el filósofo Santiago Kovadloff

 

9 de Agosto de 2018

En primer lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos continúa denunciando que el gobierno argentino del Presidente Macri, con apoyo de la ONU, intentó tapar la crisis económica del país por medio del debate de la legalización del aborto, a pesar de que esto viola la Constitución Nacional Argentina.

En segundo lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos confirma que en Abril de 2018 el filósofo Santiago Kovadloff emitió un comunicado a favor de la legalización y gratuidad del aborto, afirmando estar comprometido con los derechos individuales y la igualdad de género, a pesar de que obviamente el aborto viola el derecho fundamental a la vida.

En tercer lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos se expide nuevamente acerca del comunicado firmado por el filósofo Santiago Kovadloff, donde se reafirma la mentira de que los abortos ilegales son la primera causa de mortalidad materna en Argentina, lo cual constituye una tergiversación total de datos científicos con el fin de intentar validar la legalización del aborto.

En cuarto lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos decide nuevamente que este acto homicida del aborto constituye un infanticidio, aunque se recomienda que no sea abordado por medio de la justicia penal sino a través de la justicia restaurativa, debiéndose invertir fondos de forma adecuada para la prevención por medio de la educación.

En quinto lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos denuncia que es una total falsedad lo afirmado por el filósofo Santiago Kovadloff cuando manifestó que el inicio de la existencia humana es debatible y que depende de las creencias, ignorando maliciosamente que las ciencias biológicas han determinado que la vida humana comienza desde la concepción.

En sexto lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos critica como un acto perverso el hecho de que el filósofo Santiago Kovadloff asocie la legalización del aborto con las sociedades que ostentan los mejores estándares de derechos humanos, desarrollo económico y bienestar personal, adecuando las leyes a la realidad social del siglo XXI.

En séptimo lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos afirma que esta posición inmoral de Kovadloff tiene motivaciones poco genuinas, pues se recuerda que en el 22 de Enero de 2006 el filósofo Santiago Kovadloff publicó un gran texto titulado “Cuando tener hijas es un mal negocio” donde valientemente afirmaba que el progreso económico y tecnológico de China e India se presenta junto con un campo de atraso y escenario de horror que serían los millones de abortos de embriones niñas que se producen en ambos países, lo cual fue calificado por Kovadloff como una catástrofe retrógrada y criminal.

En octavo lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos coincide con la posición originaria del filósofo Santiago Kovadloff de 2006 con respecto al aborto, considerándolo como un procedimiento genocida y una variante de exterminio programado de la vida, consolidando la vida humana como medio y diluyéndola como fin.

En noveno lugar, el Tribunal Budista de Derechos Humanos solicita al filósofo Santiago Kovadloff que recupere su decencia e integridad ética, que vuelva a percibir el valor intrínseco de la vida, en lugar de permitir tergiversar su pensamiento para servir a los poderes políticos y económicos vigentes, pues nadie que tenga pensamiento recto calificaría a un procedimiento como genocida para luego de una década comenzar a defenderlo públicamente como un derecho humano del siglo XXI.

Todos estos nueve puntos demuestran nuevamente que el Tribunal Budista de Derechos Humanos continuará denunciando los crímenes de lesa humanidad realizados contra los niños no-nacidos de todo el mundo, requiriendo que los pensadores y filósofos mantengan posiciones éticas de rectitud y honorabilidad.

A diferencia de aquellos que son meros filósofos, el Derecho Budista es un movimiento liderado por profetas espirituales cuya prédica ética es totalmente original y casi sin precedentes, pues su mensaje socialmente comprometido está respaldado por la Ley o Propósito (Dharma) de la vida. Así, el Maitriyana convoca a crear una civilización ordenada por los pilares de la paz mundial, la justicia social, la educación avanzada y la salud ecológica. Esto implica que el proceder del Derecho Budista es ser vocero de un mundo mejor, aunque esto pueda ser considerado por el status quo como una acción arrogante, provocadora, peligrosa o delirante. Por ello, la palabra verdadera cae sobre las sociedades corruptas y autoritarias como un huracán que todo lo avasalla, denunciando a los poderes político, económico y cultural que vulneren la naturaleza dhármica o dignidad intrínseca de la vida por medio del culto al egoísmo, dualismo y consumismo. Obviamente, aunque pueda llegar a sufrir resistencias o descalificaciones, el Maitriyana es mensajero y estandarte de un mundo mejor, trabajando con osadía en el aquí y ahora para asegurar o provocar ese advenimiento espiritual. Si bien esto puede llegar a producir desconcierto en el pensamiento ordinario, el Derecho Budista establece que la civilización de paz mundial, justicia social, educación avanzada y salud ecológica debe imperar para que la humanidad pueda sobrevivir. En cambio, si la humanidad sigue la senda liderada por los ricos y poderosos, sin responder al llamado de la autocrítica y arrepentimiento, entonces estará condenada a hundirse en la insensatez y decadencia, instaurando una inminente autodestrucción y catástrofe global de pobreza, injusticia, ignorancia y contaminación. Por ello, nadie puede intimidar a los profetas del Maitriyana, embistiendo clara y elocuentemente contra todo aquel que sea incapaz de sostener su vida en la búsqueda y cumplimiento de la Verdad y el Amor. Así, el Derecho Budista no disimula su desafío de intentar salvar al mundo contemporáneo encontrado al filo del abismo, incluso luchando contra los pensadores y filósofos que quieren mantener al mundo en la vía de la extinción.

Siempre con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Juez y Presidente del Tribunal Budista de Derechos Humanos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s