Sentencia sobre Caso Ven. Lama Lobzang

Caso n° 37/2017: Ven. Lama Lobzang

 

SENTENCIA ÉTICA

Estimados Fiscal, Defensor Público, Embajador, Secretario y Miembros del Jurado del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del Caso 37-2017 contra Ven. Lama Lobzang, por medio de la presente, en el día 30 de Diciembre de 2017, se deja constancia de que se ha concluido el juicio del Comité de Ética para analizar la Violación a la Ética Budista realizada por el acusado.

Luego del análisis de la presentación del Caso y la validación de pruebas, se ha procedido con la votación de 8 miembros del Jurado, confirmándose que hubo 1 voto de “Insania”, 1 voto de “Inocente” y 6 votos de “Responsable” para el Ven. Lama Lobzangpor el grave delito de Violación al Derecho Budista. Al interpretar y dar voz a la votación de los miembros del Jurado, se concluye que “Ven. Lama Lobzang no tiene ningún tipo de excusa para cometer Violación al Derecho Budista, pues incluso si la Sangha de la International Buddhist Confederation (IBC) llegase a estar regulada por el gobierno de la India esto no exculparía a Ven. Lama Lobzang por mantener a un criminal genocida como Patrono Espiritual dentro de la organización, y precisamente esta situación no lo exculparía porque permitir dicha intrusión gubernamental sería en sí misma una nueva Violación al Derecho Budista. En este sentido, la defensa esgrimida por el Defensor Público, incluso sin saberlo, es prueba y aceptación de los cargos por los que se acusa a Ven. Lama Lobzang, justificándose una Violación por medio de otra Violación contra la Ética. De este modo, esta Sentencia enseña a Ven. Lama Lobzang que debe cumplir no sólo con los preceptos éticos de la Espiritualidad Budista, sino también con la jurisprudencia establecida por el Comité Internacional de Ética Budista.  Las evidencias del Caso han demostrado que Ven. Lama Lobzang se encuentra dentro del marco de la ilegalidad tras incumplir las sentencias, notificaciones, requerimientos, resoluciones y proclamaciones emitidos por el Comité Internacional de Ética Budista. Sin embargo, si “Ven. Lama Lobzang llegase eventualmente a solicitar disculpas públicas y remediar el daño causado, expulsando al Dr. Bhaddanta Kumarabhivamsa (presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee del gobierno de Myanmar) como Patrono del International Buddhist Confederation (IBC), entonces se habría llegado a un acuerdo reconciliatorio post-sentencia, pudiéndose eventualmente anularse todos los cargos contra el acusado. Hasta que esto no suceda, el Comité Internacional de Ética Budista declara que Ven. Lama Lobzang es Responsable de Violación al Derecho Budista.

Por otra parte, se deja constancia de que las causas de este mal comportamiento de Ven. Lama Lobzang no sólo son haber ignorado las recientes Sentencias del Comité Internacional de Ética Budista, sino también haber incumplido con el inspirador mensaje de la World Association of Buddhism emitido el 25 de Julio de 2013, cuando se escribió a “Ven. Lama Lobzangy al International Buddhist Confederation (IBC) que “por favor recuerden siempre practicar el Desapego, ser pobres en lo exterior y ricos en lo interior; la meta más Noble de la Espiritualidad Budista debe ser traer Iluminación a todos los pueblos del mundo. Dos de los Mandamientos del Maitriyana son: Sólo la Espiritualidad puede salvar el mundo, guiando a los pueblos hacia el Despertar y la Liberación del materialismo, y, El Desarrollo tecnológico no es la Evolución Real. La Verdadera Evolución de la Humanidad puede únicamente proceder a través de la Evolución Espiritual de la consciencia, transformando la mente y la sociedad a través del pacifismo, la justicia social, la sabiduría y la ecología. Estos son los cuatro pilares de la Cura para las enfermedades del mundo que son la guerra, la pobreza, la ignorancia y la contaminación.” Por no haber aprendido el arte de la humildad y el desapego, que es mantener una mente pura y correcta, “Ven. Lama Lobzang ha decidido no cumplir los lineamientos básicos del Derecho Budista, dejándose de comportar como un Maestro para en cambio encarnar la función de un político.

Luego de 2600 años del singular sistema de civilización del Pueblo Budista, el Maitriyana adquiere significancia histórica al desarrollar el Derecho Budista Internacional como una teoría y práctica ética que evoluciona plenamente los cánones legales del pasado. La dirección fundamental del vehículo del Maitriyana es realizar en el aquí y ahora lo que se denomina como Budismo Supremo o Budismo del Futuro. Por medio de la sagacidad única de la contemplación activa, la sabiduría compasiva y la ética humanitaria, el Derecho Budista Internacional se posiciona como un gran movimiento contracultural de liderazgo espiritual, corrigiendo y guiando a la humanidad hacia el esplendor de un mundo mejor. Al analizar la historia de las comunidades espirituales (Sanghas) el Maitriyana acontece como el movimiento que más defiende la rectitud, conteniendo los preceptos más altos para llegar a la Paz, Justicia, Verdad y Cura, dado que se conservan y honran los conocimientos cumbres de todos los principales Seres Despiertos (Buddhas) de la historia. En efecto, el desarrollo progresivo de este Budismo Supremo ha conducido a la creación de la Convención Budista de Derechos Humanos en el marco del Octavo Concilio Budista llevado a cabo por la United Buddhist Nations Organization, la cual se distingue totalmente con respecto a cualquier Sangha internacional, especialmente en comparación con el International Buddhist Confederation (IBC), demostrando totalmente que incluso sin dinero y sin apoyo gubernamental se pueden realizar los proyectos más extraordinarios y revolucionarios del Derecho Budista Internacional. Precisamente, esta independencia y autonomía de la Comunidad Maitriyana en relación a los Estados hace que tenga una gran legitimidad ética, realizando un estilo de enseñanza que emana humildad y genuinidad en cada acto y palabra. Sin embargo, el Derecho Budista Internacional no apunta a simplemente preservar la pureza de la Comuna Espiritual (Sangha) por medio de reglas internas, sino que también busca construir una Tierra Pura o Reino de Rectitud en el mundo, lo cual conlleva crear una doctrina y práctica ética superior. Esta contribución aporta política pacifista, economía socialmente justa, cultura avanzada gratuita y salud ecológica. Así, el Maitriyana enseña que el Budismo Supremo es importante y determinante para la supervivencia y la evolución de toda la humanidad, pues de lo contrario la civilización desaparecerá por los males de la guerra, la injusticia, la ignorancia y la contaminación. En definitiva, el Derecho Budista Internacional sigue el Propósito (Dharma) de los Seres Libres e Iluminados (Arhats-Bodhisattvas) de luchar por la Salvación de todos los seres, ya que en cada ser sintiente reside potencialmente una naturaleza dhármica que desea ser desocultada o liberada. Por ello, el Maitriyana no sólo muestra misericordia absoluta hacia todos los seres humanos, como el Pueblo Rohingya víctima de exterminio por parte del gobierno de Myanmar, sino también tiene misericordia hacia los seres no-humanos, enseñando que la búsqueda de la liberación individual no es más que una vía limitada y falsa mientras no esté acompañada por la búsqueda de la liberación colectiva. En este sentido, el Derecho Budista Internacional considera que realizar críticas y juicios contra la injusticia y la impunidad es una forma de contribuir al Despertar (Bodhi) de los demás, enseñando que la Atención Plena, el Conocimiento Cumbre y la Rectitud son esenciales para una vida libre e iluminada.

El Maitriyana es una forma de percibir la existencia desde la perspectiva del Budismo Supremo, por lo que utiliza la lógica dialéctica paradojal para superar y evanescer todo tipo de contradicciones o dualismos entre las distintas tradiciones espirituales. En concordancia con el análisis del Nirvana Sutra realizado por el Maestro Wonhyo, el Budismo Supremo o Perenne sintetiza todas las enseñanzas de los Sutras, reuniendo y reconciliando todas las corrientes en una sola, que es el verdadero significado no-dualista de la enseñanza de los Seres Despiertos (Buddhas). La reconciliación de controversias doctrinales y armonización de distintas expresiones (hwajaeng hoet´ong) o la reconciliación de interpretaciones distintas (hwajaeng) no es una idea creada por el Maestro Wonhyo, sino que es la manera de desarrollar el método de lógica dialéctica paradojal para poder tener entendimiento correcto y descifrar el verdadero Sentido de la Espiritualidad. Este Sincretismo y armonización (hwahoe) es el procedimiento más claro, racional y veraz en el Propósito metodológico de entender la Vía Única (Ekayana) del Maestro Gautama. La idea de reconciliar y armonizar diferentes interpretaciones y enseñanzas de la Espiritualidad dentro de una gran unidad no es un mero objetivo teórico del Budismo Supremo o Perenne, sino más bien es una metodología pragmática, pues la intención de este sincretismo es iluminar el verdadero Propósito (Dharma) de las enseñanzas del Maestro Gautama, especialmente recalcando en que se debe enseñar a las personas a no venerar a un Ser Despierto (Buddha), y que en cambio se les debe enseñar cómo convertirse en un Ser Despierto (Buddha). De esta manera, la tarea del Derecho Budista Internacional es una guía clave e histórica, pues sin ética y rectitud no hay ningún tipo de Despertar (Bodhi) del Ser Verdadero ni Cura (Nirvana) del sufrimiento. Esto diferencia al Maitriyana con respecto a todas las religiones y filosofías, estableciendo su objetivo práctico en la transformación espiritual de la humanidad y no en la veneración de ídolos o en el aprendizaje de meras ideas, afirmando que el Budismo Supremo requiere la unificación de las tres vías de la Contemplación Activa, la Sabiduría Compasiva y la Ética Humanitaria para poder liderar a todos los seres hacia su naturaleza dhármica o dignidad intrínseca. No es exagerado afirmar que el Derecho Budista Internacional se posiciona como líder ético mundial cuando supervisa que todas las comunidades espirituales (sanghas) no violen sus preceptos internos y también cuando se supervisa que todos los Estados no violen los derechos humanos. El Maitriyana defiende la vida sabia y compasiva con pasión profunda y compromiso inquebrantable, por lo que su significación histórica es innegable, sólo pudiendo ser ignorada por una cultura ignorante y opresiva. De hecho, el Derecho Budista Internacional no sólo investiga y enjuicia a aquellos que hacen el mal, sino que también es un movimiento que trabaja para hacer el bien y purificar espiritualmente a toda la humanidad, proclamando que se debe inaugurar una Civilización Dhármica con características socialistas libertarias, lo cual implica una trascendencia dialéctica de los polos del capitalismo salvaje y comunismo dictatorial. En concordancia con la tercera civilización y la política del Camino Medio del Maestro Ikeda, el Maitriyana propone el Socialismo Dhármico y el Derecho Budista Internacional como herramientas políticas y jurídicas para construir una nueva civilización con bases espirituales, solidarias y altruistas, demostrando la superioridad que posee la Ley Mística con respecto a la Ley Estatal e Interestatal, y eligiendo los mejores elementos de ambas. El Maitriyana es la fuerza espiritual más poderosa del mundo, siendo la doctrina y práctica más acorde y armónica con la naturaleza dhármica del ser humano, en tanto que el Derecho Budista Internacional es un instrumento para cumplir ese objetivo universal de armonía, bienestar, autorrealización y autotrascendencia. Aunque no se intente crear una sociedad perfecta, que no sería más que una ilusión metafísica, el Maitriyana ciertamente busca crear una sociedad sana y despierta, lo cual es una posibilidad real y totalmente demostrable por las Comunas Espirituales (Sanghas) en el aquí y ahora. Pero para que existan sociedades libres e iluminadas indudablemente se requiere que sean comunidades atentas, sabias y compasivas, teniendo la ética y el altruismo como faro vital. Sin estas buenas prácticas las comunidades y sociedades se pervierten, hundiéndose en la codicia, la violencia y el engaño. Por ello, el Derecho Budista Internacional no puede tolerar que existan comunidades espirituales (sanghas) que incumplan con su función de ser modelos de comportamiento ejemplar, dado que estarían contribuyendo a los males que se suponen que deben evanescer. Por medio de la no-violencia y la ley el Maitriyana confronta con la civilización materialista contemporánea que está obsesionada patológicamente con el desarrollo tecnológico y científico. Así, los Seres Libres e Iluminados (Arhats-Bodhisattvas) guían a la humanidad hacia la construcción de una civilización espiritual en el presente. Efectivamente, las comunidades espirituales (sanghas) son las semillas de esa civilización socialista libertaria del futuro, por lo que estas comunidades tan especiales merecen ser protegidas, no debiéndose permitir que sean contaminadas por elementos insalubres e ilegales. Indudablemente, es importante que las comunidades espirituales (sanghas) practiquen la contemplación y la sabiduría, pero maestros espirituales como Gautama han enseñado que sin ética toda comunidad está condenada a autodestruirse. La civilización materialista está actualmente destruyendo a la humanidad y a la naturaleza por medio de la guerra, la pobreza, la ignorancia y la contaminación, por lo que es fundamental que el Derecho Budista Internacional asegure la supervivencia del mundo y guíe a los pueblos hacia la Cura (Nirvana) del sufrimiento psíquico y social. La humanidad está dormida y enferma, por lo que necesita que los maestros espirituales muestren la vía hacia el Despertar (Bodhi) y la Cura (Nirvana), enseñando la revolución adecuada en el mundo interno y externo, en lugar de contribuir con el status quo de violación sistemática y generalizada a los derechos humanos. El Maitriyana establece iluminativamente que fuera de la Ética no hay Verdad ni Propósito (Dharma).

En conclusión, el Comité Internacional de Ética Budista tiene el Propósito (Dharma) de que la Espiritualidad Budista se mantenga pura y nunca esté pervertida o infiltrada por corruptos, asesinos, violadores, torturadores y genocidas, debiéndose denunciar y expulsar a todo aquél que cometa tales delitos graves e impunes. Por lo tanto, se establece que Ven. Lama Lobzang está violando al Derecho Budista por medio de la revalidación de la figura del Dr. Bhaddanta Kumarabhivamsa (Presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee de Myanmar), quien es Responsable de participar en actos de Genocidio y Crímenes contra la Humanidad entre otros varios delitos graves. Indudablemente, cada comuna espiritual (Sangha) tiene derecho a decidir quiénes son sus miembros y Patronos, pero simultáneamente tienen el deber de no violar al Derecho Budista y los preceptos éticos. De esta manera, el Caso sobre Ven. Lama Lobzang constituye una gran enseñanza para que el International Buddhist Confederation (IBC) no apoye a criminales y se mantenga libre e independiente del control gubernamental, pues tal y como ha sucedido con el State Sangha Maha Nayaka Committee del gobierno genocida de Myanmar, cuando se produce control gubernamental sobre la comuna espiritual (Sangha) siempre se pervierte y destruye la pureza y dignidad de la Espiritualidad por medio de Violaciones al Derecho Budista.

Siguiendo el Camino del Maestro Gautama Buddha, quien hace dos mil seiscientos años creó y desarrolló una ejemplar comuna espiritual (Sangha) que resolvía inmediatamente todo tipo de violaciones a la rectitud, el Comité Internacional de Ética Budista supervisa que las comunidades espiritual (Sanghas) de todo el mundo no ataquen ni traicionen a la pureza de la Espiritualidad, por lo que se ha sentenciado a Ven. Lama Lobzang como Responsable de VIOLACIÓN AL DERECHO BUDISTA.

Con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente y Juez Espiritual del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH)

 

 

 

2 thoughts on “Sentencia sobre Caso Ven. Lama Lobzang

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s