Dictamen sobre Suzi P. Leggett

 

CASO 29-2017: WORLD PEACE PRIZE AWARDING COUNCIL (WPPAC)

DICTAMEN SOBRE SUZI P. LEGGETT

10 de Octubre de 2017

 

A raíz de que recientemente un alto miembro del WPPAC llamado Suzi Leggett ha realizado un Discurso de Odio contra el Comité Internacional de Ética Budista, tras no haber existido ninguna clase de disculpas públicas por parte del Presidente del WPPAC, a continuación se determinará si los hechos expuestos constituyen un acto de perpetuación y profundización de los delitos realizados por el WPPAC que anteriormente han sido sentenciados por el Comité Internacional de Ética Budista.

Descripción del Caso

En el día 21 de Agosto de 2017 el Comité Internacional de Ética Budista sentenció al World Peace Prize Awarding Council (WPPAC) por el continuo apoyo y aval ético que realiza hacia Wan Ko Yee y Bhaddanta Kumarabhivamsa al otorgarles premios de la paz a ambos, lo cual constituye un acto de Complicidad con Crímenes contra la Paz y Violaciones contra el Patrimonio Cultural Budista. Mientras que Wan Ko Yee realiza sistemáticamente actos fraudulentos que usurpan el Patrimonio Cultural Budista, inventando falsos reconocimientos y falsas biografías espirituales con la finalidad de vender obras de arte a precios millonarios, por otra parte, Bhaddanta Kumarabhivamsa en su función de Presidente del State Sangha Maha Nayaka Committee ha participado en la realización de delitos terribles como CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD Y LA PAZ, COMPLICIDAD CON EL GENOCIDIO y LIMPIEZA ÉTNICA, VIOLACIÓN A LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES, VIOLACIÓN A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, VIOLACIÓN A LOS DERECHOS DE LA MUJER Y DEL NIÑO, COMPLICIDAD CON DISCRIMINACIÓN, OPRESIÓN Y DETENCIONES ILEGALES, y VIOLACIÓN AL CÓDIGO LEGAL BUDISTA. Pocos días después de tomar conocimiento de esta Sentencia el Presidente del World Peace Prize Awarding Council (WPPAC) manifestó respeto y agradecimiento hacia el Comité Internacional de Ética Budista, incluso llegando a ofrecer la posibilidad de que el Comité funcione como un consejo oficial para ayudar al WPPAC. Sin embargo, el miembro del WPPAC llamado Suzi Leggett decidió atacar al Comité Internacional de Ética Budista por medio de un mensaje oficial en el que señala que el Comité es una estafa que realiza actividades ilegales, al mismo tiempo que afirmó que el Comité es una organización terrorista que debe ser perseguida. Esto constituye un total agravamiento de los delitos sentenciados previamente por el Comité Internacional de Ética Budista, desaprovechando totalmente la oportunidad de reparación y reconciliación que se brindó al WPPAC. Con respecto a dicha profundización de los crímenes anteriormente sentenciados, el Comité Internacional de Ética Budista procede a emitir el siguiente Dictamen ético legal sobre la Responsabilidad de Suzi Leggett y el WPPAC.

Advertencia Preliminar

El Comité Internacional de Ética Budista & Tribunal Budista de Derechos Humanos evalúa violaciones a la ética y los derechos humanos, por lo que su marco jurídico es el Derecho Tribal Budista y el Derecho Internacional. Estos procedimientos son milenarios e intrínsecos al sistema de autogobierno de la comuna espiritual (sangha), aunque poseen la innovación de la jurisdicción universal que permite analizar violaciones de otras comunidades y países.

Los casos legales llevados a cabo finalizan con una Sentencia. Sin embargo, cuando se produce un agravamiento de las condiciones sentenciadas, la Sentencia adquiere una inmediata legitimidad ética para emitir actas, notificaciones, resoluciones, comunicados y dictámenes que denuncian tales agravamientos.

  • Difamación, Discriminación y Etnocentrismo

Con el objetivo de analizar en el presente caso la existencia de un acto de Difamación, Discriminación y Etnocentrismo por parte de Suzi Leggett y el WPPAC, es fundamental ofrecer los antecedentes del Derecho Budista que es el sistema atacado por el acusado. Si bien el Comité Internacional de Ética Budista ha sido creado por medio del Séptimo Concilio Budista realizado a fines de 2014, ciertamente es una tradición jurídica milenaria que tiene dos mil seiscientos años de antigüedad, manteniendo un enorme poder cultural en todos los países de la antigüedad donde existió el sistema de Civilización Budista. Por lo tanto, a la luz de instrumentos internacionales de derechos humanos como el Convenio número 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los Pueblos Budistas son realmente tanto una Comunidad Tribal por su organización comunal, como también son un Pueblo Indígena u Originario, pues conforman verdaderamente una Nación con instituciones, tradiciones y prácticas propias que preceden a la existencia de los Estados modernos. En este sentido, cuando Suzi Leggett y el WPPAC afirman que el Comité de Ética es una estafa maliciosa, claramente se incurre en un acto de difamación, discriminación y etnocentrismo, un crimen contra la paz, realizando una falsa acusación y un ataque por razones de índole cultural que rechaza la existencia milenaria del Derecho Budista.

Amenazas y Violación a los Derechos Humanos

Además de difamar y discriminar, Suzi P. Leggett y el WPPAC también han afirmando que el Comité Internacional de Ética Budista es una organización terrorista que atenta contra la paz social, llegando a amenazar al Comité con solicitar una investigación del Congreso de USA, lo cual es una violación al derecho humano a la libertad de expresión y al derecho humano a la autodeterminación de los pueblos, los cuales según el Derecho Internacional tienen derecho a mantener sus propios sistemas autóctonos de justicia. En este sentido, se considera que la amenaza realizada por Suzi P. Leggett tiene connotaciones violentas y fascistas, por lo que el Comité Internacional de Ética Budista hace responsable al WPPAC por cualquier atentado que puedan recibir los miembros del Comité.

Corrupción, Fraude y Crimen Organizado

El Comité Internacional de Ética Budista ha recibido la difamación, discriminación y amenazas por parte del WPPAC y Suzi P. Leggett (esposa de un congresista) debido a que durante el juicio ético se pudieron analizar evidencias que sugieren que Wan Ko Yee compró su premio de la paz por medio de actos de corrupción, llegando a invertir un mínimo de 120 mil dólares para obtener el reconocimiento del Congreso de USA, el cual ha legitimado las falsas autobiografías y falsos reconocimientos que este estafador buscado por Interpol ostenta públicamente por medio de fake news con el fin de ganar dinero por medio de la multimillonaria venta de pinturas. El Comité Internacional de Ética Budista ha podido comenzar a descubrir una trama criminal que inicia con Wan Ko Yee creándose falsas autobiografías y sobornando congresistas norteamericanos para obtener reconocimiento legal y un premio de la paz, obteniendo una espuria legitimación que engaña a los clientes que compran sus pinturas, quienes creen ingenuamente que están comprando obras de arte realizadas por un Buddha, cuando en realidad están siendo estafados. Esta trama descubierta por el Comité Internacional de Ética Budista demuestra que miembros del WPPAC han participado en actos de Fraude, Corrupción y Crimen Organizado que violan al Patrimonio Cultural del Pueblo Budista. El hecho de que Suzi P. Leggett defienda agresivamente a Wan Ko Yee a pesar de la Sentencia del Comité, estaría demostrando que este miembro del WPPAC participa de la trama delictiva de corrupción. Por tal motivo, Suzi P. Leggett y el WPPAC se han negado a anular los premios ilegales que han entregado, considerando que corregir sus errores sería un acto irresponsable y escandaloso.

Conclusión

El comportamiento criminal de Suzi P. Leggett, tanto por realizar difamaciones y discriminaciones como también por estar relacionada con hechos de corrupción y fraude, demuestran que su propio premio de la paz es espurio e ilegítimo, demostrando una vez que más que el WPPAC está incapacitado para entregar premios de la paz, siendo increíble que esta organización carezca de procedimientos correctivos que aseguren el aprendizaje y la rectitud. En este sentido, el Comité Internacional de Ética Budista confirma que toda organización que no pueda corregir los errores o sancionar los comportamientos criminales de sus miembros estará destinada a caer en el crimen organizado. Por ello, la Comuna Espiritual (Sangha) desarrolló al Derecho Budista como un sistema de purificación que aseguraba el aprendizaje y la rectitud.

El Comité Internacional de Ética Budista ha demostrado un agravamiento en el comportamiento del WPPAC, por lo que a partir de la profundización de la Sentencia por Responsabilidad en Complicidad con Crímenes contra la Paz y Violación al Patrimonio Cultural Budista, el presente Dictamen incorpora los siguientes cargos contra el WPPAC: Difamación, Discriminación y Etnocentrismo; Amenazas y Violación a los Derechos Humanos; Corrupción, Fraude y Crimen Organizado.

En concordancia con los tratados internacionales de Derechos Humanos, el Comité Internacional de Ética Budista tiene el deber absoluto de hacer respetar los derechos a la justicia y a la protección de la cultura, que son inherentes al derecho humano a la paz, los cuales han sido violados extendida y sistemáticamente por el World Peace Prize Awarding Council (WPPAC).

Ergo, el Comité Internacional de Ética Budista dictamina que:

  1. Se declara como ilegales e ilegítimos los “Premios de la Paz” entregados a Wan Ko Yee, Bhaddanta Kumarabhivamsa y Suzi P. Leggett.
  2. Se afirma que el WPPAC no respeta a los derechos humanos ni a la sacralidad de la civilización de paz.
  3. Se requiere a todos los miembros del WPPAC que no hayan participado en las actividades criminales denunciadas en el presente Dictamen que expulsen a los miembros involucrados en hechos de corrupción y fraude, lo cual será un primer paso para recuperar la pureza ética de la organización.
  4. Se exige que el WPPAC comience inmediatamente a trabajar adecuadamente por la Paz Mundial y que prontamente respete y cumpla las Sentencias y Dictámenes del Comité Internacional de Ética Budista, dejándose constancia que cualquier atentado violento de miembros del WPPAC contra los Pueblos Budistas será denunciado a nivel internacional.

 

Siempre con espíritu de reconciliación,

Maestro Maitreya Samyaksambuddha

Presidente del Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos

One thought on “Dictamen sobre Suzi P. Leggett

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s