Resolución sobre Human Rights Watch

 

Caso nº20-2016: ONU & Secretario General Ban Ki-moon

 

Resolución sobre Human Rights Watch

Jueves 16 de Febrero de 2017

 

El Comité Internacional de Ética Budista y Tribunal Budista de Derechos Humanos,

Asumiendo los principios éticos y jurídicos del Derecho Budista, el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales establecidos por los instrumentos internacionales, como el código legal budista (vinaya) adoptado por la comuna espiritual (sangha) y la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por la comunidad internacional;

Considerando que el 13 de Febrero de 2017 la organización Human Rights Watch emitió un reporte llamado “Pakistan Coercion, UN Complicity: The Mass Forced Return of Afghan Refugees”, en el cual se demostraba la Complicidad y promoción de la United Nations High Commissioner for Refugees (UNHCR) con la campaña de abusos y coerción gubernamental paquistaní que desplazó forzosamente alrededor de 600 mil afganos desde Julio de 2016, dentro de los cuales se incluyeron a 365 mil refugiados registrados, violando sus derechos políticos, económicos, culturales y medioambientales y principalmente su derecho humano a la paz;

Consciente de que en el 21 de Enero de 2017 el Tribunal Budista de Derechos Humanos sentenció a la ONU y su Secretario General Ban Ki-moon por Crímenes contra la humanidad y también por Altos Crímenes contra la paz, lo cual demuestra la ética superior del Pueblo Budista y su verdadera misión de salvar al mundo;

Afirmando que la Sentencia a la ONU realizada por el Tribunal Budista de Derechos Humanos fue resultado del análisis de una serie de evidencias entre las cuales se encontraba la “Complicidad de la ONU en Crímenes contra la humanidad en Asia”, lo cual implica que el reporte de Human Rights Watch constituye un aval indirecto a la sentencia ética del Tribunal Budista;

Preocupado enormemente por los testimonios que provienen de Pakistán, donde cientos de miles de refugiados están recibiendo abusos a sus derechos humanos de forma sistemática y generalizada, como amenazas policiales, extorsiones, violencia, detenciones arbitrarias, allanamientos ilegales, demolición de casas, discriminación y negación de educación a niños afganos, lo cual es una situación que obliga a cientos de miles de afganos refugiados a tener que volver a una zona de guerra de la que habían huido y donde seguramente sus vidas corren un gran peligro, siendo uno de los traslados forzosos más grandes de la historia;

Reafirmando que el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional  (ICC) establece que la deportación o traslado forzoso de poblaciones constituye un crimen contra la humanidad;

Deplorando que la United Nations High Commissioner for Refugees (UNHCR)  no sólo no ha condenado públicamente a este crimen internacional de lesa humanidad, sino que lo ha promovido por medio del incremento de asistencia económica por cada afgano que retorna, evidenciando una clara complicidad y promoción de este crimen de traslado forzoso masivo de personas, llegando incluso a crear un relato ficticio de que estos traslados son realmente retornos voluntarios;

Tomando en consideración que la Unión Europea, comunidad interestatal que en años recientes recibió el Premio Nobel de la Paz, no sólo ha creado un plan de deportación masiva de inmigrantes y refugiados provenientes de Siria, lo cual constituye un crimen de lesa humanidad, sino que también la Unión Europea es responsable de rechazar a miles de refugiados afganos que solicitaban asilo, lo cual viola al Derecho Internacional;

Examinando que la Complicidad de la ONU con los traslados forzosos de Pakistán y con la deportación masiva de la Unión Europea replican el discurso ilegal y xenófobo del Presidente Trump de los Estados Unidos de América, causando un daño histórico hacia los instrumentos de Derechos Humanos;

Teniendo en cuenta que la xenofobia, el nacionalismo agresivo y el apartheid constituyen violaciones al Derecho Internacional, por lo que se debería juzgar a aquellos presidentes que promueven la discriminación y el racismo, especialmente si se trata de presidentes de superpotencias bélicas o miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, pues deberían ser un ejemplo ético y humanitario para el resto de la comunidad internacional;

Mostrando consternación por el hecho de que este discurso fascista se está propagando por todo el mundo, poniendo en peligro la existencia sana y adecuada de la humanidad;

  1. Afirma que la ONU debería seguir el ejemplo ético y humanitario del Pueblo Budista, el cual es el genuino defensor de la Paz Mundial, la Justicia Social, la Educación gratuita y la Salud Ambiental.
  2. Hace un llamado para que la ONU detenga inmediatamente su complicidad con las violaciones a los derechos humanos realizada por Pakistán contra cientos de miles de afganos refugiados, no sólo debiéndose proteger a un millón de refugiados afganos que todavía residen en Pakistán, sino también debiéndose proteger la vida de aquellos 600 mil refugiados que ya han sido expulsados ilegalmente.
  3. Establece solemnemente que todo refugiado tiene el supremo derecho humano a vivir en paz y en ausencia de violencia o guerra.
  4. Expresa la esperanza de que tanto Pakistán como la Unión Europea detengan su comportamiento de deportaciones masivas de refugiados, recuperando el respeto hacia los instrumentos internacionales de Derechos Humanos, además de mostrar solidaridad y compasión hacia una de las naciones más pobres y oprimidas del mundo.
  5. Deplora como ilegal toda medida gubernamental que promueva traslados forzosos y deportaciones masivas.
  6. Declara que la ONU debe realizar inmediatamente un proceso de reforma democrática que brinde paz y justicia, combatiendo la corrupción, la impunidad y el autoritarismo de esta organización internacional.
  7. Apela a todos los miembros de la comunidad internacional a seguir el Camino de la Ley y la Rectitud, desarrollando la sabiduría compasiva como antídoto a los males mundiales de la codicia, el odio y el engaño.
  8. Alienta a que las organizaciones no-gubernamentales sigan el ejemplo ético del Pueblo Budista y soliciten que la ONU deje de cometer violaciones a los derechos humanos.

 

Atentamente, Con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Maitreya

Presidente y Juez Espiritual del Tribunal Budista de Derechos Humanos

 

 

 

One thought on “Resolución sobre Human Rights Watch

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s