Sentencia del Caso Iran

Caso n° 16/2016: Gobierno de Irán, Presidente Hasán Rouhaní & Líder Supremo Ayatolá Alí Hoseiní Jameneí

 

SENTENCIA Y CONCLUSIÓN ÉTICA

 

Estimada Fiscal, Defensor Público, Secretarios Ejecutivos y Miembros del Jurado del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del caso contra el Gobierno de Irán, Presidente Hasán Rouhaní & Líder Supremo Ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, por medio de la presente, en el día 1 de Julio de 2016, se deja constancia de que se ha concluido el Caso 16-2016 del Tribunal Budista para analizar la violación a los Derechos Humanos realizada por el gobierno de Irán.

Luego del análisis de la presentación del caso y la validación de la enorme cantidad de pruebas, se ha procedido con la votación de 8 miembros del Jurado, confirmándose que todos han sentenciado como “Responsable” al gobierno de Irán por los graves delitos de ECOCIDIO, GENOCIDIO, LIMPIEZA ÉTNICA, CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD, CRÍMENES CONTRA LA PAZ, DISCRIMINACION, VIOLACIONES A LOS DERECHOS DE MUJERES Y NIÑOS, OPRESIÓN SOCIAL Y SISTEMA ANTIDEMOCRÁTICO, TERRORISMO DE ESTADO Y FALSO ISLAM. Debido a que las acciones del gobierno de Irán han producido un enorme daño sobre el medioambiente, han aniquilado masivamente a prisioneros políticos, han intentado hacer desaparecer a minorías étnicas autóctonas, han perseguido a comunidades espirituales, han discriminado a miles de personas por su orientación sexual, han violado la integridad física y psíquica de mujeres y niños, han perpetuado un sistema gubernamental opresivo que reprime la capacidad de elección del pueblo, han apoyado y sustentado ataques terroristas alrededor del mundo, han silenciado violentamente a otras voces islámicas disidentes del gobierno, todo esto demuestra que los líderes de Irán quebrantan todos los preceptos éticos de la Espiritualidad Budista e incluso quiebran la esencia de la Espiritualidad Islámica. Al violar los derechos humanos de todo aquel que no concuerde totalmente con el gobierno de Irán, es consideración formal del Buddhist Tribunal on Human Rights que este gobierno se comporta idénticamente al movimiento guerrillero ISIS. En consecuencia, tanto el gobierno de Irán como el grupo ISIS no sólo violan los derechos humanos a nivel mundial, sino que además traicionan a la ley islámica que supuestamente dicen representar, demostrando indudablemente que son un Falso Islam basado en la discriminación, el odio y la violencia. De este modo, todo país que se relacione con el gobierno de Irán, tal y como si lo haría con el ISIS, incluso si sólo es en un nivel comercial, estará siendo cómplice silencioso de sus atroces violaciones a los derechos humanos, las cuales nunca han cesado desde su establecimiento en el siglo XX. De hecho, es opinión formal del Buddhist Tribunal on Human Rights que en un intento por salvar al sistema capitalista los gobiernos de Estados Unidos y el Vaticano han establecido lazos con países opresivos que violan los derechos humanos, como el de Irán y Cuba, para así tener otras posibles fuentes de inversión económica, con el precio de ignorar las violaciones a las libertades fundamentales de miles de seres humanos indefensos. Este mecanismo perverso, que ha sido denominado como Realpolitik, es una violación a la Ética Budista, a la Ley Internacional y al Supremo Derecho Humano a la Paz.

Por otra parte, el Buddhist Tribunal on Human Rights reconoce que este caso posee un aspecto oscuro y emocional que es desconocido para el pueblo búdico, ya que la comunidad Baha´i es una de las víctimas del genocidio y crímenes de lesa humanidad realizado por el gobierno de Irán. En efecto, la Espiritualidad Baha´i no sólo esparce un estilo de vida pacífico sino que además se organiza en comunidades espirituales (sanghas), del mismo modo que históricamente se ha desarrollado la Espiritualidad Budista. Obviamente, esto no es casualidad, dado que la comunidad Baha´i reconoce a Siddharta Gautama como un profeta dentro de su linaje espiritual, cuya culminación fue el sabio Baha’ullah, quien a su vez esta comunidad lo ha llegado a considerar como el Buddha futuro. Por lo tanto, todo ataque del gobierno de Irán contra las comunidades espirituales (sanghas) de la tradición Baha´i debe ser considerado como un ataque mismo hacia el Pueblo Búdico, el cual es la fuerza de sabiduría y compasión más grande y poderosa de la historia del mundo.

Ciertamente, siguiendo el sendero ético y humanitario creado por el Maestro Siddhartha Gautama, la tarea del Buddhist Tribunal on Human Rights es ser el guardián de la Rectitud, asegurando que predomine la bondad y la misericordia, por lo que se ha denunciado y sentenciado al Gobierno de Irán, Presidente Hasán Rouhaní & Líder Supremo Ayatolá Alí Hoseiní Jameneí por los cargos de ECOCIDIO, GENOCIDIO, LIMPIEZA ÉTNICA, CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD, CRÍMENES CONTRA LA PAZ, DISCRIMINACION, VIOLACIONES A LOS DERECHOS DE MUJERES Y NIÑOS, OPRESIÓN SOCIAL Y SISTEMA ANTIDEMOCRÁTICO, TERRORISMO DE ESTADO Y FALSO ISLAM. Esta Sentencia y Conclusión Ética evidencia que el gobierno de Irán no sólo atenta contra los Derechos Humanos, la Ética Budista y la Sabiduría Baha´i, sino que además constituye el máximo ataque y perversión contra la Espiritualidad Islámica.

 

Atentamente, Con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Budista Maitreya

Guía Espiritual y Presidente del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH)

 

 

One thought on “Sentencia del Caso Iran

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s