Sentencia del Caso Australia

Caso n° 08/2015: Australia

 

SENTENCIA Y CONCLUSIÓN ÉTICA

 

Estimado Fiscal, Secretaria Ejecutiva y Miembros del Jurado del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH), respecto del caso denunciado por la World Association of Buddhism (WBA) frente al Gobierno de Australia y su ministro de medioambiente Greg Hunt, por medio de la presente, en el día 1 de Noviembre de 2015, dejo constancia de que se concluye el octavo caso del Tribunal Budista para analizar la violación a los Derechos Animales y a los Derechos de la Madre Tierra realizada por el gobierno de Australia y su ministro responsable.

Tras la enorme cantidad de evidencia presentada y certificada como válida se ha procedido con la votación de 6 miembros del Jurado, confirmándose que todos ellos sentenciaron como “Responsable” al Gobierno de Australia por los graves delitos de PERSECUCIÓN y EXTERMINIO ANIMAL, ECOCIDIO, DEFORESTACION y CONTAMINACIÓN MARÍTIMA. Dado que estas acciones quebrantan los preceptos éticos del Budismo, como la abstención de hacer daño a otros seres vivos, se consideró que el gobierno de Australia viola completamente a los Derechos Animales de millones de seres vivos, siendo también una perversión el modo en cómo están maltratando y torturando a la Madre Tierra. En realidad, todo gobierno es intrínsecamente un sistema opresivo que viola la Ética Budista, los Derechos Animales y los Derechos de la Madre Tierra, aunque en el caso de Australia se están cometiendo delitos morbosos, como el intento de exterminio de millones de gatos junto con la destrucción de bosques, los cuales son fundamentales para la vida emocional y la salud física de toda la humanidad.

Por lo tanto, el Tribunal Budista de Derechos Humanos dictamina que la Espiritualidad creada por el Maestro Siddharta Gautama, como vía de compromiso de Evolución Espiritual de todo el sistema de la vida, debe sentenciar al Gobierno de Australia y su Ministro de Medioambiente Greg Hunt como Ecocida, lo cual es un crimen contra la humanidad según las visiones más vanguardistas en el campo del derecho internacional, motivo por el cual se solicita al gobierno de Australia detener este comportamiento destructivo de la vida. Esta comprensión muestra que el exterminio de animales y ecosistemas es un crimen tan importante como el genocidio de pueblos humanos, por lo que todo proyecto de armonía global debe incluir el respeto por la interexistencia ecológica entre la humanidad, el resto de las especies y la Madre Tierra (Gaia).

El Tribunal Budista de Derechos Humanos reconoce formalmente al Ecocidio como un crimen contra la paz mundial, por lo que debe ser perseguido junto a delitos terribles como el genocidio, crímenes de guerra, limpieza étnica y crímenes contra la humanidad. En este sentido, en tanto que la civilización contemporánea produce un extenso daño o destrucción de los ecosistemas, el capitalismo salvaje es un crimen contra la humanidad y contra la Madre Tierra (Gaia), siendo un estilo de vida intrínsecamente ecocida. Frente a este sistema destructivo del medio ambiente que atenta contra la salud y la paz de todos los seres vivos, el Budismo lucha para evitar que sucedan tales pérdidas. Esto implica ayudar a los pueblos del presente, cuidando las condiciones sanitarias de los pobres y la vida cultural de los aborígenes, pero también significa crear condiciones de existencia sana para las generaciones futuras. De este modo, la Espiritualidad Budista es el movimiento que más ha luchado por el Derecho a la Vida Sana en la historia de toda la humanidad, considerando simultáneamente que el ser humano se encuentra en un estado de interexistencia con el resto de los seres vivos, por lo que debe evitar hacerles daños tales como la contaminación y el Ecocidio. El Tribunal Budista de Derechos Humanos tiene la obligación planetaria y universal de hacer el bien, evitar el mal y purificar la mente de toda la humanidad, motivo por el que su misión es evitar poner en riesgo la supervivencia adecuada del mundo. En cambio, los gobiernos y empresas transnacionales únicamente buscan acumulación de poder y bienes, no respetando los derechos humanos, los derechos animales y los derechos terrestres. Esta situación hace que el Budismo ejerza su posición de Justicia o Ley Superior (Dharma) para denunciar los males del mundo, siendo uno de sus objetivos nada menos que enseñar un Derecho Internacional con características humanitarias, sabias y compasivas. Este Tribunal Budista de Derechos Humanos practica el deber jurídico de proteger la paz y salud de la humanidad y de la Madre Tierra (Gaia), denunciando que cuando las personas, empresas y gobiernos realizan actos de Ecocidio están atentando contra los derechos humanos, naturales y espirituales. En efecto, los derechos de la humanidad y los derechos de la naturaleza se interrelacionan mutuamente con el objetivo de la vida pacífica y saludable, por lo que el Budismo lucha contra los crímenes de ecocidio, ecocidio cultural y delitos contra las generaciones futuras. Aunque el Tribunal Budista de Derechos Humanos no tiene la capacidad de emitir condenas de prisión ni tampoco multas económicas, ciertamente tiene la responsabilidad de emitir sentencias éticas que son un compromiso con la Verdad. Precisamente, esto implica un nuevo modelo de Justicia, sustituyendo el modelo de pena de encarcelamiento por un modelo que asigna responsabilidades en pos de la justicia restaurativa, evaluando siempre el tamaño, duración e impacto de la destrucción de los ecosistemas. A partir del compromiso supremo del Budismo con la Paz, la Justicia, la Verdad y la Interexistencia, los gobiernos del mundo deberán tener en cuenta cualquier juicio ético o decisión espiritual del Tribunal Budista de Derechos Humanos, cuya posición responsable e independiente es una de las mejores formas para llegar al conocimiento cumbre y la armonía universal. Por lo tanto, ante los funcionarios del gobierno de Australia, que han cometido un uso ecocida del medioambiente, sentenciamos su responsabilidad superior, ordenando una suspensión inmediata de las operaciones destructivas del medioambiente y una inmediata restauración de los daños cometidos, lo cual implica una orden de protección sobre los millones de seres vivos que componen la naturaleza, pero también significa reconocer la disminución de la salud y bienestar de los pueblos que habitan los territorios dañados. El bienestar y la salud de la Madre Tierra implican reconocer territorios donde se cometen ecocidios, por lo que el Tribunal Budista de Derechos Humanos no tiene límites algunos para su jurisdicción internacional, estableciendo como falsas todo tipo de declaraciones gubernamentales o empresarias que intentan encubrir pruebas de Ecocidio en tanto crimen contra la humanidad y la Madre Tierra. En conclusión, la Espiritualidad Budista concluye que para poder confrontar adecuadamente el calentamiento global, los gobiernos del mundo deben evanescer todo tipo de engaño gubernamental, ayudando a las organizaciones medioambientales para poder construir un mundo mejor. Todo intento por negar las amenazas graves que padece la naturaleza será entonces intrínsecamente conspirativo para la salud tanto de la humanidad como del planeta viviente.

Siguiendo los pasos del Maestro Siddharta Gautama, el Tribunal Budista de Derechos Humanos ha procedido frente al Gobierno de Australia por perseguir y exterminar animales, además de deforestar los bosques y contaminar los mares, lo cual es claramente una prueba total de Ecocidio que viola tanto los Derechos Humanos como los Derechos Animales y los Derechos de la Madre Tierra.

 

Atentamente,

Con espíritu de reconciliación (maitri),

Maestro Budista Maitreya

Guía Espiritual y Presidente del Comité Internacional de Ética Budista (CIEB) y Tribunal Budista de Derechos Humanos (TBDH)

 

 

One thought on “Sentencia del Caso Australia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s